“Cheers! Drink to that” – El aterciopelado Bellini

Hoy retomo una de mis secciones del blog. “Cheers! drink to that” repasa mis cocktails preferidos cuando a la hora de beber me llaman. Recordemos el primer post sobre mi cocktal favorito, el Dry Martini haciendo click ACA.

Hoy me toca hablar de otro de mis cocktails predilectos y en este caso hago total referencia al Bellini. Suelo pedirlo mas en verano o cuando voy a brunchear con amigos y por sobre todas las cosas donde se que no lo preparan con Chandon que es “mala palabra” cuando de vinos espumantes hablamos. Es sencillamente delicioso, refrescante y mezcla champagne (o mejor dicho “vino espumante”) con durazno en un mismo trago. Haciendo un poco de historia, el Bellini se remonta a Venecia y aunque pocos lo saben, su nombre se debe a una seguidilla de obras de Giovanni Bellini, un famoso artista (pintor) de el siglo XIII el cual en sus pinturas incluía mucho el color anaranjado que tanto caracteriza a este cocktail. Habiendo conocido un poco mas sobre el, vamos a lo que nos compete, como poder prepararlo en casa y agasajar a nuestros invitados o porque no, agasajarnos a nosotros mismos. Es super facil y no se si uno de los cocktails mas faciles de preparar. Solo necesitamos copas de champagne (copas tipo flauta) , champagne o vino espumante y obviamente duraznos (lo mas maduros posibles)

Existen 2 formas de prepararlo, una mas rustica machacando la fruta y luego agregando el vino espumante o la mas practica, metiendo todo en la licuadora o en un mixer. Ambas dan como resultado un delicioso Bellini.

Se calcula que cada 750cc de Vino espumante corresponden 2 a 3 duraznos. Los podemos meter todo junto en una licuadora y voilá! Bellini listo. Tambien podemos triturar hielo para ponerle por encima de la copa cuando este esta listo y algunos le agregan jarabe de durazno para realzar el sabor, aunque creo que queda muy artificial y se pierde un poco del sabor amaderado del espumante con esto, aunque la opcion está, otros le agregan azucar lo cual me parece un crimen, pero sobre gustos… La combinacion les aseguro que va a encantarles y como dato, marida muy bien con chocolates y quesos asique viene barbaro para una noche romantica post cena con bombones o ideal para tomarlo durante el brunch si el mismo dispone de tabla de quesos.